Ir al contenido principal

Las más altas calidad y protección ambiental.

Como proveedor de sistemas, Koch-Chemie busca ofrecer a sus clientes la más alta calidad, innovaciones y servicios coordinados. En este contexto, la empresa presta especial atención a cumplir con los requerimientos regulatorios, políticos y ecológicos. De la misma manera, Koch-Chemie se compromete con estos altos estándares sociales, ambientales y de calidad a través de diferentes sistemas de gestión.

Gestión sustentable para el futuro.

El sistema de gestión ambiental de Koch-Chemie cuenta con la certificación de las normas DIN EN ISO 14001:2015. En la fabricación de los diferentes productos de lavado y mantenimiento, utilizamos surfactantes provenientes de materias primas renovables. Asimismo, todos los surfactantes y agentes quelantes que utilizamos son biodegradables, aún más allá de los estrictos requerimientos legales. En la formulación y producción, Koch-Chemie desiste del uso de sustancias cuestionables o dudosas, tales como hidrocarburos halogenados, EDTA (ácido etilendiaminotetraacético) y APEO (alquilfenoletoxilatos).

Protección ambiental consciente.

La protección ambiental consciente, el acatamiento preciso de leyes y normativas, y los sistemas integrales de gestión ambiental y de calidad aseguran la máxima calidad permanente con la más alta seguridad industrial. Como fabricante, Koch-Chemie conoce al 100 % cómo se componen los diferentes productos. Para esta empresa de productos químicos, entre las características del servicio es importante que tanto los clientes como los colaboradores dispongan de la documentación necesaria para la protección del trabajo y del medioambiente. A tal fin, pone a disposición instrucciones correctas y pertinentes, fichas de datos de seguridad y folletos informativos sobre accidentes. La consecuente aplicación de las normas de gestión ambiental y de calidad DIN EN ISO 9001 y DIN EN ISO 14001 es la condición indispensable para las aprobaciones de fabricantes a nivel mundial. 

En el sentido de la mejora continua, la empresa desarrolla permanentemente el sistema integral de gestión. Para un trabajo exitoso y orientado a los objetivos, es esencial que todos los trabajadores y trabajadoras puedan acceder a dicho sistema de manera fácil y transparente. Solo de esta manera la organización puede adaptarse a los dinámicos requerimientos del mercado y de la empresa y, de este modo, garantizar la calidad del producto.